martes, 22 de febrero de 2011

¿Cómo escribir un microrrelato?



- El microrrelato es una historia mínima que no necesita más que unas pocas líneas para ser contada. No se trata de resumir un relato o cuento más largo.

- El tradicional esquema narrativo de nudo-desarrollo-desenlace no funciona. El microrrelato elimina el desarrollo y gana fuerza si consigue provocar la sorpresa en el lector mediante un giro inesperado.

- Normalmente el periodo temporal en el que se desarrolla la acción es breve. Es decir, no transcurre demasiado tiempo entre el principio y el final de la historia.

- Conviene evitar la proliferación de personajes. Por lo general, no debe tener más de uno o dos personajes.

- Tampoco es aconsejable que la historia se desarrolle en más de un escenario.

- El microrrelato es, sobre todo, un ejercicio de precisión narrativa y del uso del lenguaje. Es muy importante seleccionar bien lo que se cuenta y encontrar las palabras justas para hacerlo. Por este motivo el título es esencial, no ha de ser superfluo. Ha de formar parte de la historia y, aunque sea corto, tener un significado relevante.

- Hay que evitar las descripciones abstractas, las explicaciones y los juicios de valor.